Frosting de queso mascarpone y nata

Frosting de queso mascarpone y nata

Hola, hay algo que creo que es muy importante a la hora de elaborar una tarta, unos cupcakes o cualquier otro tipo de postre y es el relleno o la cobertura que le vamos a poner.

Por eso ésta semana os voy a enseñar como hacer un delicioso frosting de queso mascarpone y nata que a mi personalmente me gusta mucho y considero uno de mis básicos de repostería.

Éste frosting tiene una textura muy cremosa, ligera y suave y un sabor delicioso, es perfecto si vais a hacer una tarta red velvet, de zanahoria o cualquier tipo de tarta que lleve frutas, además, es mucho menos dulce que otros tipos de frosting o buttercream, por lo que no resulta nada empalagoso.
Eso si recordad que al llevar nata y queso es recomendable conservarlo en la nevera, si lo dejáis a temperatura ambiente podría estropearse y provocar intoxicaciones.
Así que por si os animáis a hacerlo aquí os dejo el vídeo en el que enseño paso a paso como hacer éste delicioso frosting.
Y justo debajo del vídeo podéis ver también la receta por escrito 
Espero que os guste .
https://youtu.be/mvXTJc8yuCI

Si os ha gustado el vídeo os invito a suscribiros a mi canal de YouTube .
Y a continuación os dejo la receta por escrito, espero que os sea útil.

                              INGREDIENTES 

    250gr de nata o crema para batir
250gr de queso mascarpone
75gr de azúcar glass
Es recomendable que el queso mascarpone y la nata o crema para batir al igual que el bol y las varillas de la batidora estén muy fríos cuando los vayamos a utilizar.
                               PREPARACIÓN 

      1- Empezamos poniendo en el bol de la batidora el queso mascarpone y el azúcar glass que previamente hemos tamizamos y lo batimos todo muy bien a velocidad media alta hasta que el azúcar se haya integrado por completo y tengamos una mezcla homogénea y cremosa.

      2- A continuación añadimos la nata y seguimos batiendo hasta que la crema haya montado y tenga una consistencia firme pero al mismo tiempo suave y cremosa.

      3- Procurad no batir en exceso porque la crema podría cortarse echándose a perder.

      4- Una vez que haya montado por completo estará lista para utilizar, pero recordad que cualquier postre que hagáis con ésta crema es necesario conservarlo en la nevera.

Y como siempre os digo, si tenéis alguna duda o simplemente queréis comentar como os ha salido vuestro frosting de mascarpone y nata o en qué postre lo habéis utilizado estaré encantada de responder a todos vuestros comentarios.
Un saludo y hasta la próxima publicación 😊😘

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *