Pudin de magdalenas y leche condensada

Pudin de magdalenas y leche condensada
Hola, ésta semana me apetecía un pudin, así que me puse manos a la obra para hacer un pudin de magdalenas y leche condensada y he de decir que el resultado me ha encantado. 
Os puedo asegurar que éste pudin es una auténtica delicia, a nosotros en casa nos encanta, además es una manera muy buena de aprovechar esas magdalenas que tenemos en casa y que nadie se come porque se han vuelto resecas o se han quedado duras.
Vais a ver que además no es nada complicado de elaborar y con muy poquito trabajo tendréis listo un postre riquísimo para cualquier ocasión que os pueda surgir. 
Y es que éste pudin al llevar leche condensada tiene una textura súper cremosa y un sabor que no dejará indiferente a nadie, os recomiendo probarlo.
Así que por si os animáis a hacerlo aquí os dejo el vídeo en el que enseño paso a paso y con todo lujo de detalles como hacerlo. 
Y justo debajo del vídeo podéis ver también la receta por escrito.
Espero que os guste. 
Si os ha gustado el vídeo os invito a suscribiros a mi canal de YouTube Mi tarta preferida 
Y a continuación os dejo la receta por escrito, espero que os sea útil. 
INGREDIENTES

Para el pudin
      3 huevos L
      – 350gr de leche condensada 
      – 550ml de leche entera 
      – 7 magdalenas 
      – 1cdta de extracto o esencia vainilla 

Para el caramelo 
      120gr de azúcar 
      – 40ml de agua. 
   PREPARACIÓN  

      1- Para empezar hacemos el caramelo, y para ello ponemos en un cazo o una sartén el azúcar y el agua y lo dejamos a fuego medio alto sin remover en ningún momento hasta que el caramelo tenga un color doradito.
      2-  En cuanto esté hecho el caramelo lo vertemos en el molde que vayamos a utilizar repartiéndolo bien por el fondo y las paredes y una vez listo lo dejamos a un lado para que se endurezca un poco el caramelo. 
      3- Ahora en una jarra lo suficientemente grande ponemos los huevos, la leche condensada, la leche entera y el extracto o esencia de vainilla, y lo batimos todo muy bien con una batidora eléctrica a velocidad baja, así evitamos introducir aire en la mezcla y que se forme un exceso de espuma. 
      4- Una vez lista la mezcla la reservamos un momento y seguidamente desmenuzamos las magdalenas y las colocamos dentro del molde caramelizado.
      5- A continuación vertemos sobre las magdalenas la mezcla que acabamos de hacer y una vez listo tapamos el molde con papel de aluminio, lo ponemos dentro de una fuente apta para horno y le ponemos 2 dedos o 2’5 dedos de agua para hornearlo al baño María. 
      6- Seguidamente lo llevamos al horno precalentado a 180°C con calor arriba y abajo durante 60-70min o hasta que al pincharlo con un palito salga limpio o ligeramente húmedo. (Colocar la bandeja en la parte baja del horno)
      7- Pasado el tiempo de horneado estará listo, así que lo sacamos del horno y sin destaparlo lo dejamos enfriar a temperatura ambiente. 
      8- Cuando esté frío o ligeramente tibio lo llevamos a la nevera donde lo dejaremos durante un mínimo de 5-6h o preferiblemente de un día para otro. 
      9- Pasado éste tiempo ya podemos desmoldarlo dándole la vuelta sobre un plato y disfrutar de un trocito de ésta delicia, si veis que se ha pegado un poquito al molde bastará con que paséis un cuchillo todo alrededor y vais a ver que se desmoldamos sin problemas. 
Y así de fácil tendremos listo un delicioso postre, os recomiendo servirlo bien fresquito porque os puedo asegurar que está mucho mejor. 
Y bueno, como siempre os digo, si tenéis alguna duda o simplemente queréis comentar como os ha quedado vuestro pudin estaré encantada de responder a todos vuestros comentarios. 
Un saludo y hasta la próxima publicación 😊😘

     

Artículos recomendados

0 comentarios

  1. Buenas noches muchas gracias por compartir sus recetas le mando un gran saludo

  2. Lo hice este fin de semana y esta riquisimo

  3. Me alegro de que te haya gustado, saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.