Tarta Victoria

Tarta Victoria

En ésta ocasión os traigo la receta de la famosa Tarta Victoria o Victoria sponge cake.

Ésta es una tarta típica de la gastronomía inglesa que como podéis ver queda con un aspecto muy bonito y elegante y que además de ser muy fácil de elaborar es una auténtica delicia, ideal para la celebración de un cumpleaños, para servir como postre o para cualquier ocasión que os pueda surgir, si no la habéis probado aún os la recomiendo porque está buenísima.

Así que por si os animáis y queréis probar a hacer ésta deliciosa tarta aquí os dejo el video en el que enseño paso a paso y con todo lujo de detalles como hacerla para que os quede perfecta.

Espero que os guste.

Y justo debajo del video podéis ver también la receta por escrito.

Si os ha gustado el video os invito a suscribiros a mi canal de YouTube Mi tarta preferida.

Y a continuación os dejo la receta por escrito, espero que os sea útil.

INGREDIENTES

Para el bizcocho:

  • 4 huevos L
  • 265gr de azúcar
  • 265gr de harina común todo uso
  • 265gr de mantequilla o margarina sin sal
  • 2,5cdtas de levadura química o polvo de hornear
  • 1cdta de extracto o esencia de vainilla
  • Una pizca de sal.

Es recomendable que los ingredientes estén a temperatura ambiente.

Para hornear el bizcocho voy a utilizar un molde de 20cm de diámetro y 9cm de altura.

Para la nata montada:

  • 400ml de nata para montar o crema para batir con un 35% MG
  • 80gr de azúcar glass.

Es recomendable que tanto la nata como el bol y las varillas estén muy fríos, así la nata montará mejor y más rápido.

Para el relleno y la decoración:

  • 4-5cdas de mermelada de frambuesa
  • 250gr aprox. de frambuesas frescas
  • Azúcar glass y frutos rojos para decorar (opcional).

PREPARACIÓN

Bizcocho:

  1. Para empezar tamizamos la harina junto con la levadura química.
  2. A continuación añadimos la pizca de sal, lo mezclamos todo muy bien y lo reservamos hasta que lo vayamos a utilizar.
  3. Seguidamente en un bol ponemos la mantequilla y el azúcar, y lo batimos a velocidad alta hasta que tengamos una mezcla homogénea y cremosa.
  4. Una vez lista y sin dejar de batir vamos a ir añadiendo los huevos de uno en uno, esperando a que se integre el primero antes de añadir el siguiente, y una vez agregados todos los huevos seguimos batiendo hasta que se hayan integrado por completo.
  5. A continuación añadimos el extracto o esencia de vainilla y batimos un poco más para mezclarlo.
  6. Por último vamos a añadir los ingredientes secos en dos o tres veces batiendo a velocidad baja o a mano con unas varillas lo justo hasta que se hayan integrado, es importante no sobrebatir la mezcla, así nos quedará un bizcocho más tierno y esponjoso.
  7. Cuando tengamos una mezcla homogénea y sin grumos estará lista, así que la vertemos en el molde al que hemos puesto papel encerado en la base y mantequilla y harina por toda la superficie y una vez listo lo llevamos al horno precalentado a 180ºC con calor arriba y abajo durante 50-55min o hasta que al pincharlo con un palito salga limpio.
  8. Una vez fuera del horno dejamos reposar el bizcocho 5min. en el molde y a continuación lo desmoldamos y lo dejamos enfriar sobre una rejilla.

Nata montada:

  1. Ahora vertemos la nata en un bol y la batimos a velocidad media alta.
  2. Cuando empiece a espesar añadimos el azúcar glass y seguimos batiendo hasta que se haya integrado y la nata esté completamente montada, sabréis que está lista cuando las varillas dibujen surcos amarillentos en la nata.

Montaje y decoración:

  1. Lo primero que haremos es cortar el bizcocho por la mitad.
  2. A continuación colocamos la mitad superior del bizcocho en una base para tartas o un stand de presentación con la parte de arriba hacia abajo.
  3. Seguidamente ponemos una capa de mermelada de frambuesas repartiéndola bien por toda la superficie del bizcocho.
  4. Sobre la mermelada ponemos una capa generosa de nata repartiéndola bien y procurando que tenga el mismo grosor por toda la superficie.
  5. Ahora, sobre la nata ponemos una frambuesas frescas.
  6. Seguidamente colocamos la otra mitad del bizcocho centrándola bien y dejando la parte más lisa hacia arriba.
  7. A continuación con una espátula retiramos el exceso de nata que sobresale por los lados de la tarta.
  8. Y para terminar la decoramos espolvoreando un poco de azúcar glass por toda la superficie y colocando unos frutos rojos en el centro en el centro de la tarta.

Y así de fácil es preparar ésta deliciosa tarta, ahora ya sólo nos queda preparar un café o un té y disfrutar de un trocito de ésta delicia.

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.